miércoles, mayo 21, 2008

Sin sombras


Sin sombras

desdibujada la tristeza
se pierde en los trazos
del camino solitario

colibríes danzan ante la flor
liban de ellas
como maná dorado de la tierra
la miel dulce
de tus labios
en los besos presagiados
de la pasión que nos abrasa

vienes vestido de luz
de cascada
de sueños que no despertarán
en la mañana



Migdalia B. Mansilla R.
Fecha; ante la promesa de seguir cada día hasta que dure.
Mayo 19 d 2008

7 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Un poema nacido desde la fortaleza y el renovar misterios.

Me gustó mucho
besos
Elisabet

Migdalia Beatriz Mansilla Rojas dijo...

Gracias Elisa querida.
Viajera te agradece tu visita pronta y comentario.

Besos,
migdalia

josé dijo...

Migdalia, tienes magia en tu escritura y haces que me confunda y me pregunte cosas infundadas, ya te lo dije en tu otro blog, quiero saberte entera y salpicando con polvo de estrellas tu cielo y los nuestros, que aunque no lo parezca, a veces son distintos y se acercan al conjuro de las palabras.

STELLA MARIS TABORO dijo...

Cómo me gusta leer tus poemas mágivos junto a la mísica dulce de CECILIA.
UN ABRAZO

Stella Maris Taboro

Catalina Zentner dijo...

La esperanza es una luz potente en estos versos, felicitaciones por arribar al espacio de templanza que enriquece la vida.

Gustavo Tisocco dijo...

Una belleza este poema que suena a magia, un abrazo Gus...

Anónimo dijo...

¿Hay algo más triste
que un camino solitario?
Solo falta la nube,
el aire helado,
lágrimas sobre el polvo,
tu imagen quieta
mientras alguien se aleja
sin poderte mirar
porque las lágrimas ciegan...

¡Lejos queda el libarnos,
la pasión quieta,
las miradas calladas,
el estar abrazados
mientras la madrugada
sigue su paso
y el horizonte asoma
sin despertarnos.