jueves, enero 15, 2009

Al borde


Al borde


sucumbe la vida
un hilo de seda
apenas sostiene
el último latido
se agita el suspiro
silencio



Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: En el momento justo de sentir se escapa la vida.
Enero 15 de 2009

7 comentarios:

josé dijo...

los latidos son frágiles si no sienten los suspiros del silencio, que dicen y convierten sus alas de mariposas transparentes..Gracias Mig

Anónimo dijo...

AMIGUISIMA MIA: DESEO QUE ESTES MUY BIEN...SIEMPRE EXTRAÑANDOTE PERO AFERRADOS A TU POESIA...¿CÓMO ESTA TU MAMI? Y ¿TU HERMANA?...NOSOTROS MUY BIEN...BESOS...
Ramón Rojas Morel
Radio City
Corrientes -Argentina

Incombustible dijo...

Con el aroma de los cerezos, este poema me recuerda los haikus.

Muy bonito y muchas gracias por compartirlo

Angel Valles C. dijo...

siempre, siempre nos delata un suspiro!
Saludos
-angel

Elisabet Cincotta dijo...

Este poema vibra...
Abrazos
Elisabet

estoy_viva dijo...

Fragiles latidos que en muchas ocasiones se aceleran, por una voz, una sonrisa, un abrazo, recobrando su movimiento mucho mas vivo mas intenso porque te hace sentir que todavia estas viva.
Con cariño
Mari

Hecha de silencios dijo...

El cordón de plata resiste hasta la fecha pautada en el universo
El sufrir lo adelgaza, (yo doy fe de eso) estirando, tensando…mas no se rompe a la víspera
Irremediablemente se sostiene a tu cuerpo hasta que llega el día. Mientras tanto
Continuamos transitando el sufrir, el amor, la felicidad, el dolor o placer, según nos toque vivir.
TE BESO, te beso siempre desde el alma de los huesos.