domingo, febrero 08, 2009

Desconcierto (Él y Ella II)


Desconcierto (Él y Ella II)


Él
¿eres feliz?

Ella
no

Él
¿por qué?

Ella
porque la felicidad no existe

Él
pero, ¿no me hablaste de un duende llegado del otro lado del mundo que te hacía feliz, sonreír, que era una enciclopedia en alegrías, invitándote a viajar, sin paracaídas, salvavidas, sólo en la aventura con destino al amor y la pasión?

Ella
sí, sólo que olvidé decirte que era un sueño, que los duendes no existen y que siempre, siempre hay que volar, viajar, con paracaídas, sombrilla, salvavidas, cuerdas, mantas y un maletín de primeros auxilios.

Él
lástima, tus ojos jamás habían tenido …ese brillo en la mirada


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: al sonar el despertador
Febrero 08 de 2009

2 comentarios:

Jorge Luis dijo...

Tristes los diálogos que has escrito, el requiem , el dolor. Sos y me consta una mujer optimista, luchadora, de un buen humor que hace reir a las mismas piedras, eres alegre, la risa se te escucha, sin embargo, te arrastra al tango y al bolero, el amor puesto en quien no se da el tiempo para conocerte de verdad.

Sos una hada de las letras, aunque no existan los duendes.

Te quiero y admiro amiga de mi alma.


Jorge Luís

Presentes Ausencias dijo...

¿Qué decirte amigo? A veces toca cantar un tango o bailar un bolero...sin pareja.

Gracias de nuevo, y reitero mi afecto y amistad.

Y eso de hada de las letras, tienes años diciéndomelo y es en una de las pocas cosas en las que discrepamos, mira que yo soy sólo una atrevida, una descarada, que escribe palabras que pretenden, por osadas ellas, ser versos.

Te quiero igual.


Abrazoooooooo


Migdalia