domingo, marzo 23, 2008

Silencio


Silencio



Callen las voces,
presiento dolores
rasgando mi alma.
Dejen de hablar,
no canten más,
está de luto mi ser,
de duelo el amor.


Callen las voces,
silencien la bulla,
no toquen mi hombro,
déjenme llorar las lunas
que tengo prendadas
muy dentro de mí.




Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: en el umbral de mi puerta, en el andén de la estación olvidada, en el adiós.
Abril 19 de 2005

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Mig. Todas las palabras contenidas en ese poema,¡ Las hago mías ¡ Solamente que tu tienes el don de poder versificar tus sentimientos. Los mios se quedan entre mis entresijos haciendome daño toda la vida. ¡ Que gran diferencia ¡
Un fuerte abrazo.Lola C. Calzada

Catalina Zentner dijo...

Que no callen las voces que traen consuelo y acompañan, abrigan y calman la sed.

Catalina Zentner dijo...

Vengo a visitarte, nuevamente estoy en este poema anclada en la tristeza y el reclamo.
Avísame cuando tengas nuevos posteos.
Saludos,
Catalina